El deporte como espejo para conocerte mejor

El deporte como espejo para conocerte mejor

¿El deporte acentúa rasgos ya existentes de la personalidad o el deporte ayuda a generar nuevos rasgos? La relación entre personalidad y deporte es uno de los temas más controvertidos dentro de la Psicología deportiva. Se han realizado numerosos estudios e investigaciones; sin embargo, en la actualidad no existe un criterio uniforme al respecto. Sin ánimo de marcar tendencia hacia alguna postura, esta nota busca mostrarte que podés conocerte mejor al identificar algunos comportamientos en el deporte, y de esta forma podrás llevar estas competencias al ámbito laboral.

El deporte nos muestra el desarrollo y estimulación de habilidades “físicas”, pero por detrás y como base también se encuentran las “habilidades y competencias emocionales”, y también los “valores” de cada individuo. El deporte permite aflorar emociones, y el individuo que lo ejercita puede aprender a gestionarlas. Para entender cómo funcionan y cómo identificarlas entrevistamos a Marco Ayo (consultor en RR.HH., administrador de empresas, guía de rafting e instructor de esquí) quien se dedica a descubrir y desarrollar habilidades de ejecutivos de empresas en un entorno deportivo.

ZonaJobs: ¿Cómo se vinculan las habilidades empresariales con el deporte?

Marco Ayo: Estas mismas tienen una correlación muy importante, se puede destacar que las personas que tienen ciertas competencias en el deporte las pueden trasladar al ámbito laboral o al revés. Sucede con las cosas buenas y las malas de la personalidad de cada uno, entonces por ejemplo si una persona tiene miedos a afrontar desafíos nuevos le pasará en ambos ámbitos. La diferencia es que puede llegar a afrontarlos más fácilmente con la práctica de un deporte y de una manera más explícita.

ZJ: ¿Cuáles son las competencias más sencillas de identificar?

Marco Ayo: Depende el deporte que se practique y de la persona, es algo muy específico, pero generalmente la competencia más fácil de identificar es el liderazgo ya que en deportes grupales aflora enseguida. Hemos experimentado poner a un grupo de personas que no se conocían a realizar un deporte nuevo y en dos minutos pudimos reconocer quienes tenían habilidades para el liderazgo y quiénes no.

ZJ: ¿Cómo se pueden trasladar las competencias al ámbito laboral?

MA: En mi opinión se trasladan solas una vez que se adquieren. El deporte funciona como un medio que sirve para tres cosas: para el autoconocimiento, ya que al enfrentarse a situaciones nuevas el individuo puede observarse; desarrollar competencias nuevas y para que otros puedan ver las competencias de uno, como puede suceder con el liderazgo en deportes grupales.

ZJ: ¿Hay cualidades que aparecen como inhibidores de desarrollo? ¿Cómo se pueden identificar?

MA: Claro que sí. El miedo, una baja autoestima o experiencias pasadas pueden aparecer como inhibidores de desarrollo. Muchas veces sucede que una persona no manifiesta estas cualidades hasta encontrarse en una situación más extrema donde haya un aumento de adrenalina o  aumento de ansiedad. Por el contrario, hay gente que puede funcionar al revés, o sea que se maneja mejor en situaciones extremas. Lo bueno de realizarlo a través del deporte es que se puede reconocer fácilmente.

ZJ: ¿Qué sugerencias le darías a aquellos que hacen deportes y les gustaría tomarlo como un espejo de autoconocimiento?

MA: Les sugeriría que, sea cual sea el deporte que hagan, lo realicen concientemente. Que puedan reconocer cada cosa que hacen y cómo se toman el mismo. Por ejemplo si jugás al fútbol, hockey o rugby y te enojaste con un compañero, sería bueno que después de que pase el partido no sólo te quedes con la anécdota y pienses qué fue lo que realmente te enojó o qué podrías hacer para no volver a enojarte. En el caso de ser el líder del grupo o capitán, reflexionar qué hiciste bien o mal para el grupo en general. Si se trata de deportes individuales en el que competís contra otras personas, está bueno ser objetivo y analizar tanto si ganas o si perdes que pasó y cómo era mi oponente. Por otro lado está bueno tener objetivos propios y medibles para buscarlos mejorar. De esta manera el deporte se puede usar como un medio para convertir nuestras debilidades en fortalezas.

ZJ: ¿Hay alguna experiencia personal ejemplificadora de lo que nos contaste?

MA: Siempre cuento de la primera vez que corrí una carrera de esquí. Yo sabía que la competencia iba a ser muy difícil ya que en ella había gente con una basta experiencia, pero mi objetivo fue mejorar mi tiempo bajada tras bajada. Así logre bajar 4 segundos en mi segunda bajada con respecto a la primera. En la competencia quedé entre los últimos, pero con respecto a mí mismo subí a lo más alto del podio y mi objetivo fue cumplido…

Sofía Carrasco
Lic. en Relaciones del Trabajo
Especialista de Recursos Humanos para ZonaJobs

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply