La generación Slash, de la pasión a un medio de vida

La generación Slash, de la pasión a un medio de vida

Con esta generación nació una nueva era de emprendedores, que combinan diferentes ocupaciones para conformar su estilo de vida. Muchos eligen varias opciones para tener un plan B ante determinadas situaciones, como la pérdida de trabajo, sin embargo, la moda por reinventarse en varias ocupaciones tiene en cuenta una idea expansiva como estilo de vida. Hoy en día, las personas suelen tener varios intereses y se dedica tiempo y energía en varias tareas a la vez.

La pregunta ya no es ¿de qué trabajas?, sino ¿en qué andas?, según el libro ¿Y ahora que hacés? (ed. A&C Black). Este mismo sostiene que hoy en día, en Estados Unidos, hay más de 2 millones de personas que tienen más de un trabajo, ya no por razones económicas sino por el deseo de vivir en la variedad de roles. Y aunque muchos se inclinen por las carreras tradicionales, hoy toman gran protagonismo los títulos intermedios. La moda actual de las carreras cortas, que aseguran buena salida laboral y ponen su foco en nichos de mercado e intereses específicos, está dada por este fenómeno multitrabajo.

La nueva era Slash

Los slashers se caracterizan por no poder responder fácilmente la pregunta ¿a qué te dedicas?. Son emprendedores/chef/abogados o biólogos/dentistas/bloggers. Por este motivo se los denomina así: en inglés, se llama slash a la barra diagonal (“/”).

Y esta tendencia nos afecta, en menor o mayor medida, a todos; ya que el intento constante por no encasillarse viene aparejado con este estilo de vida. La búsqueda de más trabajos no es una decisión económica, sino un simple elección propia. Ahora, un trabajo sirve para cubrir gastos y otro para desarrollar capacidades creativas (aunque también traiga ventajas económicas), convirtiéndose este último en una actividad esencial para la felicidad. La idea de hacer lo mismo durante toda una vida ya no es una opción.

¿Cómo ser slasher?

Ser slasher también tiene sus contras. Los horarios de trabajo se extienden y empezar una nueva carrera en la universidad puede tornarse difícil, sobretodo cuando las responsabilidades abundan. Además, el modo de actuar de la generación slash prioriza el momento, el minuto a minuto, y no se planifica tanto a mediano y largo.

Seguir esta forma de vida puede ser algo sacrificado. De todas formas, el hacer lo que realmente nos gusta y apasiona es lo que genera la motivación para seguir con este ritmo. La clave de éxito está en encontrar un equilibrio, para poder dedicarle el tiempo necesario a cada tarea y dar lo máximo en cada una de ellas sin descuidar ninguna.