Cuándo y cómo aprovechar las segundas oportunidades

Cuándo y cómo aprovechar las segundas oportunidades

Soñar despierto lo que parece imposible y hacerlo realidad. Creer en uno mismo. Intentarlo, caerse, golpearse y levantarse; si hace falta, mil veces.
Andar un camino extraño, desconocido. Las dificultades aparecerán a cada instante, los miedos se transformarán en fantasmas que se irán disipando ante la perseverancia. La cabeza fría, el corazón caliente. La insistencia, la persistencia, la convicción.
La familia, los amigos, esas almas incondicionales que serán, ni más ni menos que el motor que empujará hasta el final a un corazón decidido a conquistar lo que alguna vez pareció imposible.
Alexis Padovani

En este artículo me gustaría abordar el tema de las “SEGUNDAS OPORTUNIDADES”. Te propongo leer los siguientes puntos y si te reflejas en alguno de ellos te invito a leer la nota y desafiarte con una segunda oportunidad.

Si día a día:

  • Te levantas sintiendo que estas atrapado en un sistema laboral/profesional que no te permite sacar lo mejor de vos…
  • Te encuentras estudiando libros y más libros de una carrera que no te corresponde… y no puedes abrirte al aprendizaje sencillamente porque no te gusta el tema.
  • Te replanteas los años dedicados a una profesión que hoy no te devuelve el esfuerzo, ya sea porque el mercado la dejó a un lado o porque el tiempo marcó que no era el camino.
  • Deseas tener “tu empresa”, echar a volar tu cabeza y darle rienda suelta a tu costado emprendedor.
  • Sientes que debes cambiar, porque el día a día pasa y no ves que tu sueño se vaya acercando… sólo sabes que debes redireccionar para comenzar a alcanzarlo.

Hace pocos días me recomendaron el libro “El mundo por segunda vez” y me enviaron el link de un video (el cual los invito a ver aquí https://www.youtube.com/watch?v=-5VNNzZ6EiI)  protagonizado por el autor del mismo: Alexis Padovani, el mismo que redactó las frases con la que comienza este artículo. Para los que no lo conocen jugó al rugby en el Club Atlético de San Isidro hasta los veinte años, cuando una lesión medular cambió el rumbo de sus días para siempre. En un partido benéfico de lesionados medulares del rugby  quedó cuadripléjico. Causalidades, si las hay…

Me motivó levantar el tema porque creo que es un ejemplo que debe dar aliento a aquellos que buscan el cambio, a aquellos que hoy se plantean una segunda oportunidad. Es una muestra más que avala una de mis convicciones: que las cosas sucedan “depende de nosotros mismos”. La vida nos invita a ser protagonistas y si estamos sentados mirando la obra seguro tendremos una visión y acción diferente. Entre tantas cosas interesantes que escuché de Alexis, una fue “dicen que lo que sucede conviene, yo creo que lo que sucede sucede, que convenga depende de cada uno de nosotros”. Tan sencillo y tan complejo a la vez, tan sabio y desafiante….

¿Te sientes preparado para darte la segunda oportunidad? ¿Te sientes listo para levantarte y enfrentar tus días con un foco diferente? ¿Te consideras resiliente como para superar que no siempre todo aparecerá fácil? Si respondes que Sí a las preguntas, te comparto algunos tips para ejecutar tus cambios.

Para aquellos que:

1-        Se levantan sintiendo que están atrapados en un sistema laboral/profesional que no les permite sacar lo mejor.

 –          Listen las cosas/situaciones que les impide sacar lo mejor de ustedes.

–          Definan qué fortalezas tienen para agregar que sienten que no están explotando.

–          De acuerdo a las respuestas de arriba, piensen en dónde deberían estar insertados laboral/profesionalmente y comiencen YA a escribir esas empresas, ONGs, sector público o personas que los puedan acercar a una nueva oportunidad que les permita sacar lo mejor de ustedes y los haga felices en el día a día.

Como dijo Alexis, hay que comprender que lo importante es avanzar, muchas veces se camina pero no se avanza… y la vida pasa para todos. No dejen pasar el momento.

2-        Se encuentran estudiando libros de una carrera que no les corresponde y no pueden abrirse al aprendizaje sencillamente porque no les gusta el tema.

 –          Siéntense mínimo con tres profesionales con trayectoria (más de 5 años) que ejecuten la profesión que ustedes están estudiando. Conversen con ellos sobre las tareas del día a día, imagínense en el rol, identifiquen si verdaderamente quieren sembrar un futuro en ese campo o no.

–           Si aún tienen dudas y no se animan al cambio, consulten con algún especialista en educación vocacional. Pero háganlo… que no siga pasando el tiempo con la duda.

–          Ni bien lo tengan decidido, hagan el cambio.

La tarea en este caso es “reconquistar” una carrera que los haga soñar, otra enseñanza de Alexis… Recuperar es mirar hacia el pasado y reconquistar es mirar hacia adelante.

3-        Se replantean los años dedicados a una profesión que hoy no les devuelve el esfuerzo, ya sea porque el mercado la dejó a un lado o porque el tiempo marcó que no era el camino.

Lamentable o afortunadamente,  el éxito parece estar conectado con la acción. Alguien dijo que la gente exitosa sigue moviéndose, comete errores,  pero no renuncia.  Eso es lo que hay que hacer, el lamento no sirve, las excusas menos. La dificultad seguro está, la inseguridad también pero no conducen a ningún lado. No ayudan para avanzar. Nunca es tarde para volver a intentarlo. Hay que salir y superar las adversidades, deben ser dueños de sus límites y hacerse cargo de generar la mejor realidad de acuerdo al contexto que tengan. Hay que dejar de mirar afuera y criticar lo que no se puede mejorar. Por el contrario deben mirar para adentro y transformar la realidad con los recursos que tengan disponibles. La historia personal es de cada uno y cuando llegue el final deben estar orgullosos de ponerle la firma.

4-        Desean tener “algo propio”, echar a volar su cabeza y darle rienda suelta al costado emprendedor.

Muchas veces lo difícil para estos casos es la espalda económica. Los invito a leer historias de éxito sobre emprendedores. Identificar cómo empezaron,  las cosas que tuvieron que atravesar, las veces que se han caído, las alegrías y tristezas que tiene el camino; pero por sobre todo el orgullo que les genera “construir algo con su propia identidad”. Creo que es maravilloso.
Por algo se empieza y tal vez puedas comenzar este sueño de a poquito y en paralelo a tu trabajo, el trayecto es largo y arduo… pero si es tu deseo comienza pensando cómo y cuándo, así tu camino se empieza a construir y las oportunidades se harán más visibles.

5-        Sienten que deben cambiar, porque el día a día pasa y no ven que su sueño se vaya acercando. Sólo saben que deben redireccionar su camino para comenzar a alcanzarlo.

Mi sugerencia en estos casos es sentarse con la hoja en blanco y pensar en un primer momento: ¿A dónde quieres llegar? ¿Por qué?, ¿Por dónde pasa tu pasión?. Una vez identificado el norte, comenzar con la segunda tanda de preguntas: ¿Qué harás para llegar allá?, ¿Cuáles son tus fortalezas para lograrlo?, ¿Quiénes son los mentores que te pueden acompañar y aconsejar durante el camino? Luego de la reflexión, enfoca los cambios con seguridad, convicción y no dudo que de a poco los resultados comenzarán a aparecer.

Nadie dijo que era fácil. Nadie dijo que no va a doler ni que la realidad ayude. Lo que sostengo es que eres protagonista de tu propia historia; y tal como lo hizo Alexis, puedes darte una segunda oportunidad y volver a aprender a vivir las cosas de una manera diferente o, sencillamente, quejarte porque ese fue tu destino.

Depende de vos. ¡Sorpréndete a tí mismo de lo que eres capaz de lograr!

Sofía Carrasco

Lic. en relaciones del Trabajo

Especialista de Recursos Humanos para ZonaJobs

[email protected]

2 comments