2016, un año de posibles cambios laborales

2016, un año de posibles cambios laborales

anonuevo

Nuevo año, nueva época de cambios y evolución en el ámbito laboral para muchos. Si uno de los objetivos para el 2016 es cambiar de empleo, debemos tener en cuenta que dichas transiciones pueden acarrear diferentes rumbos laborales:nuevo entorno, nueva locación, nuevos compañeros de trabajo, etc. La mayoría de estas situaciones causan diferentes emociones, principalmenteangustia, debido al impacto que nos pueda generar un nuevo rumbo profesional.

Sacarle provecho a la sensación de ansiedad y nerviosismo que nos pueda causar un cambio de trabajo,es el primer paso que debemos dar. El poder personal se debe concentrar en una segura y amplia capacidad de aprendizaje respecto a las experiencias por venir. Explorar nuevos territorios en el ámbito profesional es un camino de adaptación que no es fácil recorrer y para esto es necesario dar pasos firmes ante las decisiones y cambios que se van presentando.

Evita emitir juicios antes de tiempo, aunque al principio el camino es desconocido, no debes adelantarte con actitudes negativas, pues lo único que logrará es una desmotivación sin fundamentos  que resultará perjudicial para cada uno de los propósitos en tu vida profesional. Aunque el hombre es capaz de adaptarse fácilmente a los cambios, depende una actitud optimista y determinante para lograrlo en el menor tiempo posible.

Una tarea adicional puede jugar un papel indispensable durante el cambio, reconocer y anotar cada una de las debilidades y temores al afrontar una nueva etapa laboral, es un ejercicio que te obliga a ejecutar un plan de acción frente a los agotamientos que se vayan presentando con el paso del tiempo. No olvides que la flexibilidad es un protagonista clave durante el proceso, pues de esto depende la rápido adaptación a nuevas tareas y roles dentro de unacompañía.

Si dicho cambio laboral implica ejecutar tareas dentro de otra organización, recuerda que una actitud positiva y entusiasta marcará la diferencia respecto al clima laboral que puedas generar con tus compañeros de trabajo, aferrarse a viejos hábitos o a antiguas relaciones laborales, solo estancará nuestra evolución y desgastará nuestra energía para comenzar con el nuevo rumbo profesional.

Finalmente, y para arrancar, es indispensable generar un plan de acción basado en alcanzar nuestros objetivos basados en nuestras fortalezas; este lodeberás ejecutar a partir del momento en que inicies con esta nueva etapa laboral, pues será tu primer “checklist” por cumplir y de allí el orden adecuado para cumplir a cabalidad cada una de las tareas propuestas.

No olvides dejar atrás cualquier tipo de pensamiento negativo o miedo, no te adelantes a lo que pueda suceder, pues el paso de los días traerá consigo diferentes retos por afrontar y la fácil adaptación al cambio un considerable éxito profesional.

Seguro que con estas buenas prácticas, si en el 2015 afrontas un cambio laboral tendrás una buena adaptación y garantizar que las metas empresariales se cumplan. Así, sumarás una nueva experiencia en tu vida profesional.