Los nuevos jefes: los gestores de felicidad

Los nuevos jefes: los gestores de felicidad

La felicidad pasó a ser un tema protagónico y clave en el área laboral, ya que aumenta la productividad de los empleados, fomenta la creatividad y el trabajo con compromiso. En los últimos años, las compañías se esforzaron en crear ambientes de trabajo relajados, equipos y jerarquías de tipo horizontal y horarios flexibles, para así lograr una mayor satisfacción en sus empleados. Y los jefes, que ahora forman parte de este cambio, suman como rol a la responsabilidad de ser gestores de la felicidad.

Estos nuevos líderes forman parte de un nuevo paradigma, que no privilegia a los que más saben sino a los más capaces para relacionarse con otros. Ponen en primer lugar a las personas e intentan desarrollar, mejorar y reinventar todo lo que tenga que ver con ellas. La idea de “Recursos Humanos” quedó antigua, porque encasilla a los empleados en una categoría estructurada y cerrada, que trata las personas como sujetos individuales que pueden aportar algo único a los proyectos.

¿Cómo trabajan?

Esta nueva generación de jefes es consciente de que los empleados buscan un trabajo feliz cada día y que estos tienen las herramientas y habilidades para lograrlo. Intentan que el trabajo les genere entusiasmo y les de algún valor agregado. Por eso, para trabajar como gestores de la felicidad, realizan un análisis de actitud de los empleados para determinar destrezas e inquietudes y potenciar el valor que poseen para reflejarlo en la empresa. Cuando los empleados se sienten valorados, están más motivados.

Luego de conocer a sus empleados en profundidad, el gestor de la felicidad, entonces, genera beneficios perdurables y reconocimientos individuales y grupales. Conoce cómo potenciar las habilidades de cada uno y transformar las debilidades en fortalezas. Disfruta de su trabajo y tiene una actitud de resolución frente los conflictos.

La importancia de los gestores de felicidad

En esta nueva es indispensable que existan este tipo de líderes dentro de las empresas para trabajar en la inteligencia emocional y social de los empleados

Sensibilidad: hoy se mide todo en base a como se siente un empleado en el día a día de su trabajo y por eso es importante la su presencia.
Propósito: los empleados buscan constantemente experiencias que tengan sentido y que sean acordes a los valores.
Profesionales: los colaboradores, antes de ser profesionales, son personas, y buscan que los líderes y las empresas comprendan esto. Es por esto que buscan motivación y ganas de formar parte de algo grande. No aceptan la idea de seguir órdenes sin motivo. Y el modelo tradicional llega a su fin para dar lugar a esta nueva era.

Fuente: www.revistaohlala.com/1876306-gefes-el-nuevo-perfil-de-lideres

3 comments